A Coruña duplicó en 2012 las licencias de obra nueva respecto al año anterior

Los datos relativos al sector de la construcción comenzaron a caer en picado, no solo en A Coruña, sino en todo el país, con motivo de la crisis económica y, además, sirvieron como ejemplo del mal momento financiero por el estallido de la burbuja inmobiliaria. No obstante, si aquello era un claro indicador de que las cosas iban mal, las cifras de 2012 en A Coruña, en lo que se refiere al incremento de licencias de obra otorgadas invitan a pensar, al menos, en que algo pudiera estar cambiando.

Así, en solo un año, comparando los datos de 2012 con los de su predecesor, prácticamente se ha duplicado el número de licencias que se han otorgado por parte del Ayuntamiento para obras de nueva planta. En este sentido, hay que destacar que si en 2011 se dieron siete, tan solo un año después se concedieron un total de 13.

De ellas, indica el informe elaborado por el Instituto Galego de Estatística, dos requirieron unos trabajos de demolición previa hace dos años, mientras que en 2012 únicamente una necesitó una actuación similar antes de poder llevarse a cabo.

En cuanto a las obras de rehabilitación, el consistorio otorgó licencias para un total de 14 actuaciones, de las cuales la gran mayoría –todas menos una–, precisaron de una demolición total. Con ellas se alcanza el total de 27 licencias en A Coruña, que supera en una decena a las que se brindaron en 2011.

Es decir, que visto en términos porcentuales, el crecimiento del sector de la construcción gracias a las licencias otorgadas por la administración local fue prácticamente del 60%.

 

resto de la comarca

En la comarca coruñesa unos datos tan positivos en cuanto al incremento de las licencias de obra solo se encuentran en ayuntamientos como Arteixo o Sada, aunque mención especial merece el municipio de Oleiros, de largo el que más otorga, pero que en 2012 sufrió un importante retroceso respecto al año anterior.

Sin duda, el arteixán es el caso más notable. De los 16 permisos municipales que se concedieron en 2011, se pasó a 49 en el ejercicio siguiente. Es decir, se triplicó en solo un año. En cualquier caso, de todas solo la tercera parte se otorgaron para la construcción de obra de nueva planta, tres de ellas con labores de demolición previa. El resto, las otras 32, fueron para realizar trabajos de rehabilitación.

En Sada casi se duplicó en 2012, con cifras parecidas a las de A Coruña, el registro del año precedente. Si en 2011 se otorgaron 20 licencias, un año después fueron 36, de las cuales una mayoría, 27, se destinaron a nueva planta, es decir, un 75% del total.

Por último, en el caso de Oleiros también predomina la obra nueva, ya que de las 54 licencias concedidas en 2012 –el año anterior fueron 87–, el 77%, esto es, 42, fueron para este tipo. El resto se dedicó a permisos para rehabilitar.

 

Noticia extraída de elidealgallego.com del 4 de Noviembre de 2013

Share


0 Comments

Se el primero en comentar!!

Comentar