El Ayuntamiento podrá resolver licencias de obras menores y fachadas en áreas BIC y de BRL

El Ayuntamiento de Valencia podrá resolver las licencias de obras menores y de mantenimiento de fachadas de los edificios situados en entornos de bienes protegidos -Bien de Interés Cultural (BIC) y Bien de Relevancia Local (BRL)- sin la hasta ahora preceptiva autorización de la Dirección General de Patrimonio.

 

Así lo ha explicado este miércoles la alcaldesa de la capital, Rita Barberá, durante el acto de constitución del Consejo Permanente de Calidad de la Ordenanza Reguladora de Obras de Edificación y Actividades del consistorio, un órgano colegiado de carácter consultivo encaminado a mejorar el funcionamiento de esta norma municipal.

 

Barberá ha destacado, al hablar de la disminución de trámites y de la agilidad en la concesión de licencias que ha supuesto esta nueva ordenanza municipal, que se ha conseguido que el Ayuntamiento de Valencia pueda autorizar por sí solo, sin necesidad de que intervenga la administración autonómica, obras menores y de mantenimiento de fachadas en entornos de bienes protegidos -BIC y BRL-.

 

Ha indicado que hasta ahora éste era “un trámite que debía pasar por la Dirección General de Patrimonio”, lo que suponía “meses de espera” para tener la licencia -seis meses para tirar un tabique en un inmueble ubicado en un entorno protegido-. “Hoy se ha conseguido que el Ayuntamiento asuma esa fase, ese trámite. Así se eliminan tiempos de espera que aumentaban los costes”, ha planteado la primera edil.

 

‘Dinamizar la economía’

 

De este modo, ha precisado que “no será preceptiva la autorización de la conselleria en obras menores o de mantenimiento de fachadas de los edificios ubicados en entornos de bienes protegidos”.

 

“Eso es agilizar”, ha añadido la responsable municipal. Ha señalado que el objetivo del consistorio es “generar confianza en la iniciativa privada y dinamizar la economía y la ciudad” y ha justificado por ello “la agilidad en la concesión de licencias, aprovechando el espíritu emprendedor para generar nuevas oportunidades”.

 

La alcaldesa ha enmarcado en este contexto la Ordenanza Reguladora de Obras de Edificación y Actividades del Ayuntamiento de Valencia, conocida como de Licencias Express, y ha destacado que con ella se ha logrado reducir el tiempo que el consistorio tardaba en conceder una licencia de obra o de actividad y los consiguientes costes que esto conllevaba. “Ése es el modelo de administración que queremos”, ha asegurado.

 

En los primeros seis meses de funcionamiento de la ordenanza se han tramitado 3.754 expedientes, una cifra que Barberá ha considerado “importante”. De este total, 1.626 expedientes han sido de actividades directas, es decir, oficinas y comercios, como peluquerías o carnicerías. Los 2.128 restantes han correspondido a licencias de obra menor.

 

Como ejemplo de la reducción de trámites y tiempo en la concesión de las licencias, la primera edil ha citado la referida a la nueva sede en Valencia de la naviera MSC, que por el procedimiento de tramitación única -obra y actividad- y en un único expediente no llegó a los dos meses, lo que ha supuesto “un ahorro superior a un año y medio sobre el trámite anterior”. Igualmente, ha mencionado como “tiempo récord” el trámite para la apertura en la ciudad de la primera tienda Decathlon, también de unos dos meses.

 

El servicio de concesión de Licencias Express del consistorio valenciano cuenta también, como ha resaltado la alcaldesa, con un “potente” servicio de inspección formado por 36 inspectores que garantiza que este procedimiento “funcione”. Desde su puesta en marcha el pasado mes de marzo este cuerpo técnico ha realizado 5.000 inspecciones, lo que supone entre 30 ó 40 diarias.

 

Todo lo recogido en la Ordenanza Reguladora de Obras de Edificación y Actividades se completa ahora con el Consejo Permanente de Calidad de esta norma municipal. Este órgano, constituido este miércoles en un acto celebrado en el Salón de Cristal del Ayuntamiento, se concibe como un órgano colegiado, de carácter consultivo desde el que se harán también propuestas para mejorar la ordenanza.

 

Colegios y empresarios

 

Rita Barberá y el concejal de Coordinación Jurídica, Ordenanzas, Licencias e Inspección, Félix Crespo, han presidido la firma de los convenios que han dado paso a la creación de este consejo con los diferentes colegios profesionales y organizaciones empresariales que formarán parte de él. Se trata, según la alcaldesa, de todos los colectivo que “tienen que ver con la expedición de licencias para llevar adelante una construcción o una actividad”.

 

Entre ellos están la Cámara de Comercio de Valencia, la Confederación Empresarial Valenciana, el Colegio de Abogados, el Colegio de Registradores de la Propiedad, los empresarios de la construcción, los hosteleros, la Universitat de València y la Universitat Politècnica de Valencia y los colegios de Agentes Comercial, Aparejadores, Arquitectos e Ingenieros Agrónomos, de Caminos, Industriales y de Telecomunicaciones.

 

El Consejo Permanente de Calidad de la Ordenanza Reguladora de Obras de Edificación y Actividades se reunirá al menos veces al año, mientras que las comisiones de trabajo que lo completan -normativa, responsabilidad y subsanación de errores- lo harán siempre que sea necesario. Desde este órgano, además de propuestas se promoverán informes y estudios, se seguirá estudiando la supresión de trámites, se intercambiará información y se potenciará la colaboración entre administraciones.

Share


0 Comments

Se el primero en comentar!!

Comentar