La ‘licencia express’ ha facilitado la apertura de más mil negocios en Zaragoza

El ‘vuelva usted mañana’ se ha convertido en ‘abra usted mañana’ gracias a las ‘licencias express’ del Ayuntamiento de Zaragoza, que en poco más de un año ha permitido reducir los trámites de apertura de más de un millar de establecimientos en la capital aragonesa. La Ordenanza de Medios de Intervención en la Actividad Urbanística (MIAU), que permite a los ciudadanos poner en marcha una actividad económica de forma inmediata, ya ha facilitado la inauguración de 1.068 negocios desde septiembre de 2011, cuando entró en vigor esta norma.

 

Durante ese último trimestre se realizaron 147 aperturas mediante este procedimiento, frente a las 669 que se tramitaron durante el resto del año mediante el método anterior, mucho más largo y en el que el Ayuntamiento de Zaragoza tutelaba el proceso. Sin embargo, en 2012 ya se convirtieron en la opción más utilizada por los zaragozanos y más del 90% de las aperturas se beneficiaron de estas ‘licencias express’, a la que se puede recurrir siempre que no sea necesaria una obra mayor o la actividad no sea molesta, insalubre, nociva o peligrosa. De esta forma, está siendo útil para muchos negocios de alimentación, librerías, tiendas de ropa o zapaterías, estudios fotográficos o cualquier otro establecimiento que pueda abrir sin grandes reformas.

 

Durante el último año, tan solo 66 negocios recurrieron a los trámites tradicionales, mientras que hasta 921 han levantado la persiana gracias al nuevo método: 757 aperturas inmediatas y 164 declaraciones responsables de los emprendedores. Tan solo es necesario presentar la documentación necesaria y comunicarlo al Consistorio para poder comenzar la actividad. “El objetivo es reducir o simplificar todos los trámites posibles para beneficiar al ciudadano”, explican desde el Ayuntamiento: “Antes había que realizar los trámites y esperar uno, dos o tres meses a que un funcionario realizara la inspección y diera el visto bueno. Ahora es del revés. Primero se permite abrir el negocio y después se comprueba que todo cumpla las normas”.

 

Los comerciantes, principales beneficiados por esta ordenanza, valoran positivamente los cambios, aunque también creen que pueden favorecer la competencia desleal. “Todo lo que sea reducir trámites y no poner barreras a la apertura de nuevos negocios es algo positivo”, indica José Antonio Pueyo, presidente de la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza (Ecos): “Pero esperamos que no se produzcan situaciones en las que se aprovechen de esta norma para realizar actividades en las que no se cumplan todas las normas”, añade Pueyo.

 

Inspecciones ‘a posteriori’

Desde el Ayuntamiento ya han tenido en cuenta esta posibilidad, por lo que tras la apertura todos los establecimientos serán sometidos a una inspección, tras la que deberán modificar todos aquellos aspectos que se consideren inadecuados.

 

“Supone la reducción del control preventivo previo y la apuesta por un procedimiento con menos trabas administrativas en el inicio, pero con mayores cotas de responsabilidad por parte de los ciudadanos”, explican fuentes municipales, que también advierten de que quienes se salten deliberadamente las normas no quedarán impunes: “Si hay constancia de que alguien ha incumplido la ordenanza con mala fe o para beneficio propio se le sancionará económicamente, se paralizará su actividad o incluso se le cerrará el negocio”.

 

Reducción de otros trámites

Además de la apertura de establecimientos, esta ordenanza ha permitido simplificar y agilizar otros muchos de los trámites que dependen del área de Urbanismo, como las licencias para obras mayores, o el inicio de actividades clasificadas con procedimientos más breves: “Es una apuesta por un nuevo modelo de administración en el que se dan mayores cotas de responsabilidad al administrado y este se beneficia de una reducción de los trámites, que además conseguirá una sensible reducción de los costes económicos para los particulares”.

 

De hecho, esta iniciativa del Ayuntamiento de Zaragoza ha sido pionera y ya estaba en funcionamiento antes de que el Gobierno aprobara una norma similar que se aplica en todo el territorio nacional. “Este modelo ha servido de base para posteriores normas de más alto rango”, apuntan desde el Consistorio.

 

Noticia extraída del heraldo.es del 19 de Febrero de 2013

Share


0 Comments

Se el primero en comentar!!

Comentar