LICENCIAS EXPRÉS EN ELCHE

El equipo de gobierno ha elaborado una nueva ordenanza que regulará la tramitación de licencias de obras y la actividad urbanística en Elche, con el objetivo de unificar criterios, agilizar trámites y adaptarse a la normativa comunitaria, estatal y autonómica. Sin embargo, la principal novedad es que se incorpora la figura de la licencia exprés, de forma que bastará con la declaración responsable, como ya sucede con las licencias de actividad, para obras que no supongan ampliaciones, para los vallados o para las cédulas de habitabilidad, que, con la nueva legislación, pasan a llamarse licencias de ocupación, según anunció ayer el concejal de Ordenación Urbana e Infraestructuras, Vicente Granero.

El texto precisa que la declaración responsable es el documento por el que el promotor de una obra manifiesta, bajo su exclusiva responsabilidad, que cumple con los requisitos exigidos en la normativa vigente y que dispone de la documentación que así lo acredita. Para ello, el interesado tendrá que presentar un impreso, al que se podrá acceder a través de la web municipal, según avanzó el edil. En esta línea, el formulario deberá acompañarse de la identidad del promotor y del resto de agentes de la edificación, el emplazamiento de la actuación, y el justificante del pago de las tasas correspondientes y del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), así como las autorizaciones sectoriales que sean preceptivas, como declaraciones de interés comunitario o estudios de impacto ambiental, por ejemplo.

Una vez presentada la declaración responsable en el Ayuntamiento, el promotor podrá iniciar de forma inmediata las obras, ya que, como apuntó Granero, las comprobaciones se harán a posteriori y no antes del inicio de las obras, como sucede hasta la fecha, con el objetivo de agilizar las tramitaciones.

La ordenanza detalla que podrán acogerse a las declaraciones responsables las obras de reforma en el interior de viviendas o fachadas de edificios, siempre que no sea necesario colocar andamios ni se recurra a procedimientos de trabajo en altura, o no supongan ampliación ni obra de nueva planta, ni afecten a elementos catalogados o en trámite de catalogación.

Paralelamente, se permiten las licencias exprés para el levantamiento de muros de fábrica y vallado; la instalación de invernaderos; la colocación de carteles y vallas de publicidad visibles desde la vía pública; la puesta en marcha de tendidos eléctricos, telefónicos, antenas y conducciones de gas; y las instalaciones que afecten al subsuelo. En cuanto a las cédulas de habitabilidad, se podrá optar por la declaración responsable cuando se trate de la segunda ocupación o posteriores.

Vicente Granero incidió en que, «con esta ordenanza, se aborda por primera vez la regulación de las licencias en el Ayuntamiento, y se adecua la tramitación de las licencias de obras a las nuevas disposiciones legales que ya existían desde 2009, además de agilizar los procedimientos municipales, con lo que se reducen los plazos de respuesta a las solicitudes y verificando los criterios». De hecho, el concejal concretó que, «cuando llegamos al equipo de gobierno, había licencias que tardaban más de un año en concederse, aunque conseguimos reducir algunos trámites hasta los dos meses o los cuatro como mucho, y ahora vamos a lograr que no se bloqueen expedientes y que los más complicados se resuelvan en el plazo máximo de dos meses».

El texto, que ya se ha llevado a la Comisión de Ordenación Urbana e Infraestructuras, se debatirá el lunes por el pleno y, posteriormente, se sacará a información pública, de forma que podría entrar en funcionamiento el próximo otoño.

Por otro lado, la Comisión de Infraestructuras aprobó la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana para permitir la apertura de discotecas, pubs y salas de baile o de fiesta el polígono industrial de Carrús. «El Ayuntamiento modificó el Plan General en 2002 para restringir el uso del polígono, y la adopción de esta medida ha supuesto un freno al crecimiento económico de la zona», indicó Granero, quien añadió que «nos estamos adelantando a la realidad existente, porque creemos que el lugar reúne los requisitos para la instalación de este tipo de actividades, al ser una zona no residencial, lo que evita problemas a la ciudadanía, y que ya se empezado a diversificar».

 

Noticia extraída de diariodelainformacion.com del 25 de julio de 2013

Share


0 Comments

Se el primero en comentar!!

Comentar