LOS BARES CULPAN DEL RUIDO AL BOTELLÓN Y RECHAZAN LA ZONA DE PROTECCIÓN ACÚSTICA

Los empresarios de ocio y turismo de Madrid han asegurado este miércoles que la Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE) para el distrito Centro planteada por el Ayuntamiento sólo persigue acabar con los bares, restaurantes y discotecas de la zona y provocará más ruido y desempleo.

 

Así lo han hecho público esta mañana en una rueda de prensa conjunta los representantes de la Asociación de Hosteleros ‘La Viña’, la Asociación de Empresarios de Ocio Nocturno ‘Noche Madrid’, la Asociación de Salas de Música en Directo ‘La Noche en Vivo’, la Asociación de empresarios del Triángulo de Ballesta ‘Triball’, la Asociación de Empresarios para gays y lesbianas (Aegal) y la Asociación de Hosteleros de Malasaña, con el apoyo de la Confederación de Empresarios de Madrid (CEIM) y la Comisión de Turismo de la Cámara de Comercio madrileña.

 

Precisamente, el presidente de la comisión conjunta de Turismo de CEIM y de la Cámara, Jesús Gatell, ha señalado que las medidas que pretende poner en marcha el Ayuntamiento tienen repercusiones negativas sobre el turismo teniendo en cuenta que Madrid es la primera ciudad de España en turismo y la región recibe 10 millones de turistas al año, la mitad extranjeros, “lo que genera 200.000 puestos de trabajo”.

 

“El sector turístico es el que mejor comportamiento tiene en este periodo de crisis, con crecimientos del un 6 y 7 por ciento y con un aumento del empleo en el sector de entre un 2 y 3 por ciento”, ha sostenido Gatell. Entre otros datos, apuntan que los negocios nocturnos generan el 4,7 por ciento del Producto Interior Bruto de la región.

 

Tras la publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid del texto de aprobación inicial del Ayuntamiento de la capital de la declaración del distrito Centro como ZPAE, los empresarios y comerciantes han querido transmitir su “frustración, impotencia y malestar” por el enfoque y el planteamiento que ha dado el Consistorio a la Zona.

 

“Resulta inaudito que en un momento de profundas dificultades económicas y en el que las administraciones dirigen esfuerzos al impulso y dinamización de la actividad empresarial, la ZPAE del centro de Madrid se convierta en una herramienta para limitar y restringir la actividad de las pequeñas y medianas empresas y del sector turístico”, ha señalado Pedro Serrano, presidente de ‘Noche Madrid’.

 

En este contexto, ha explicado que la memoria justificativa de la ZPAE pone de manifiesto una “visión parcial y sesgada” que hace el Consistorio matritense del problema del ruido en la capital. Según el Estudio Psicosocial del Ruido Ambiental de Madrid, la contaminación acústica relacionada con los establecimientos de hostelería ocupa el noveno lugar en el ránking del ruido, “muy por detrás del tráfico, los servicios de limpieza, los atascos y los cláxones, y por detrás también de las aglomeraciones de público provocado por la impunidad y masificación del botellón y los lateros o incluso las molestias provocadas por los propios vecinos”

 

Sin embargo, los empresarios del ocio y turismo denuncian que el Ayuntamiento de Madrid centra sus esfuerzos en restringir la actividad empresarial, “que sólo sirve para agudizar los efectos de la crisis, y no para neutralizar las verdaderas causas del ruido”.

 

En relación con el diagnóstico sobre las causas reales del ruido, y teniendo en cuenta la gravedad de la situación provocada por la declaración de la ZPAE, la Plataforma Empresarial del sector ocio de Madrid ha creído conveniente elaborar un vídeo reportaje para denunciar las causas reales del ruido en el centro de Madrid.

 

En él reflejan la “pasividad” de la Policía Municipal “por falta de recursos materiales y de personal” de la Policía Municipal para atajar el botellón, el tráfico y el fenómeno de los lateros. También aseguran que las terrazas instaladas en algunas plazas “ponen a raya” al botellón, pero en el momento en el que cierran los ‘botelloneros’ “campan a sus anchas”.

 

Errores metodológicos

 

El presidente de ‘La Viña’, Javier Zamora, ha calificado de “contradictorio y lleno de arbitrariedades y errores” las mediciones acústicas hechas en el centro de Madrid por el Ayuntamiento y la metodología científica utilizada que les ha servido de base para confeccionar la ZPAE.

 

Argumenta que las mediciones realizadas en Chueca, Alonso Martínez o Cava Baja para analizar la problemática actual del ruido en el centro de Madrid son del año 2009, “lo que impide conocer la situación actual del ruido nocturno y el importante retroceso que ha vivido la actividad económica y social del ocio como consecuencia del impacto de la crisis, con la pérdida de puestos de trabajo y el cierre de negocios”.

 

También se ha quejado de que los mapas de delimitación de la zona ZPAE del Centro ignoran el ruido del tráfico, algo que si recoge el Maga estratégico del ruido. Así, Zamora ha indicado que sólo en la Gran Vía, que no aparece en el mapa de delimitación de la ZPAE, las noches del fin de semana tiene una frecuencia de paso entre 27 y 32 coches al minuto y un cláxon cada 37 segundos, lo que genera un impacto acústico permanente por encima de los 75 decibelios.

 

En cuanto al botellón, han apuntado que en el Distrito Centro hay más de 20 enclaves que reúnen a más de 20.000 jóvenes cada fin de semana y que se ven suministrados por cerca de 200 lateros “con total impunidad”.

 

Estos puntos, que aparecen como categoría de baja contaminación acústica en el mapa de la Zona de Protección Acústica en el centro son las calles Infantas, San Bartolomé, Gravina, Gran Vía, Atocha, Príncipe, Cruz, Huertas, Barceló, Espíritu Santo, La Palma, la Corredera de San Pablo, la Carrera de San Francisco y las plazas de Vázquez de Mella, Santa Ana y Chueca.

 

El presidente de la Viña también ha criticado que en estos procedimiento se instalaron medidores acústicos sólo durante tres semanas. “No es riguroso porque no es lo mismo el ruido en abril que en octubre”, ha indicado.

 

Asimismo, considera que estos métodos también “chirrían” porque hacen simulaciones de ruidos en el entorno de los locales y porque el Ayuntamiento considera como periodo de ocio nocturno de las 0 horas del viernes a la medianoche del domingo. “Es decir, incluyen como ruido nocturno las compras del sábado, los ruidos del Rastro o los que hace la gente cuando sale el domingo de la iglesia de San Ginés”, ha apostillado.

 

Por otro lado, el presidente de ‘La Viña’ ha dicho que la medida de restricciones introducidas en la ZPAE a la concesión de licencias impedirá cualquier obra de remodelación o ampliación de los locales, “lo que provocará el deterioro y abandono de los establecimientos, cuando no la simple caducidad de las licencias al impedir su adaptación a cualquier exigencia de la normativa vigente”.

 

“A partir de 2013, en el que los establecimientos deben renovar sus licencias, la prohibición de obtener estos permisos puede provocar el cierre de 1.500 empresas y el despido de mas de 10.000 trabajadores en el distrito Centro”, ha apuntado Zamora, que ha declarado que los locales no generan ruido porque están “perfectamente insonorizados”, como así exige la propia normativa local.

 

Por todo ello, los dueños de bares, discotecas y restaurantes de la Comunidad han presentado todas estas alegaciones a la Zona de Protección Acústica Especial del Centro. El 10 de mayo finaliza el plazo de alegaciones. Ahora esperan que el Consistorio se reúne con ellos en una mesa de trabajo y se llegue a un acuerdo.

 

Además, según ha explicado el secretario de Comunicación de ‘Noche Madrid’, ha pedido amparo al Defensor del Pueblo y ha solicitado por carta a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, para que endurezca la Ley Antibotellón.

 

Noticia extraída de Elmundo.es del 18 de Abril de 2012

Share


0 Comments

Se el primero en comentar!!

Comentar